Siguiendo el hilo. La tradición textil en Galicia

exposicion_textil.jpgLa exposición supone un recorrido histórico (partiendo del siglo XVIII) a través de la tradición téxtil en Galicia, destacando la importancia que tenía en el pasado por el cultivo del lino y la incidencia de tejidos y lienzos en la vida de los grupos domésticos campesinos.

Se articula en dos registros, uno (superior) histórico, que discurre en paralelo a las piezas (en la parte inferior), las cuales constituyen el soporte museográfico del trabajo téxtil.

 

A su vez se pueden diferenciar 4 ámbitos dentro del propio discurso:

  1. La importancia del cultivo del lino en Galicia. En la primera mitad del siglo XVIII hay una producción mayoritariamente rural y doméstica de lienzos "ordinarios". Este cultivo disminuye a partir del año 1760 como consecuencia de la entrada del lino Báltico. Con esta importación surge la aparición de un sector de comerciantes que van a controlar esa entrada, se incorpora al sector más gente y grupos sociales diversos. Sin embargo no se consigue dar el paso hacia la industrialización. Hay un estancamiento técnico que limita la producción, y las necesidades de compatibilizar la agricultura con la fabricación de tejidos persiste. La industria avanza fuera de Galicia, y no con lino sino con algodón, los tejidos ingleses o catalanes, más baratos, desplazan al producto gallego.
  2. El  "no trabajo feminino". La roca y el huso en contraposición a la rueda de hilar nos introduce en el trabajo de género. Si en proceso del lino hay algunas tareas que son compartidas por hombres y mujeres, la mayoría son exclusivamente femeninas y de ellas el hilado es tarea propia de mujeres. La escasa valoración social del hilado está intimamente ligada a su consideración como tarea apropiada a las habilidades y aptitudes propias del carácter femenino. Hilar con roca y huso era parte de los saberes que tenía toda mujer por el hecho de serlo; la rueda de hilar por su parte exigía una formación específica y una dedicación en exclusividad. Era preciso que las mujeres hilaran sin dejar por eso de lado el resto de las labores. En la geografía gallega abundan las rocas y husos pero no así las ruedas de hilar.
  3. La vuelta a la tradición téxtil: A mediados del siglo XX Galicia vuelve sobre su tradición téxtil pero al margen del cultivo del lino y de la producción de tejidos. Los conocimientosye destrezas de la mujer, adaptados al siglo XX a la labor de costurera, son aprovechados por grupos empresariales que aprovechan las redes de subcontratación formadas por cooperativas, talleres y el trabajo informal de mujeres que van a domicilio. Actualmente el sector téxtil galego ocupa el tercer lugar entre todaslas CCAA.
  4. Identidad/Folklorización: Por último y teniendo en cuenta los valores visuales de la indumentaria, el papel destacado como imagen de la cultura a la que pertenece una vestimenta, y el papel desempeñado por el trajxe en la fiesta y en la danza como signo visible de las identidades, finaliza el recorrido con una pequeña selección de trajes pertenecientes al cuerpo de baile Cantigas e Agarimos de Santiago de Compostela.