Ser, estar, producir. Oficios y visibilidad

24-blog.jpgLa exposición se desarrolla en tres ámbitos: "El museo en la cárcel", "Que pensamos que hace cadauno" y "La reconversión del oficio". Los tres ámbitos tienen en común las fotografías -hechas por la fotógrafa MILA RODERO- de gentes de oficio de la provincia de Ourense, Lugo y A Coruña, así como objetos de los fondos del Museo y cedidos en préstamo por las propias gentes del oficio.

1.- "El museo en la cárcel" recoge una muestra a modo de fotograma del taller desarrollado en el Centro Penitenciario Pereiro de Aguiar por el Museo Etnolóxico.

2. " Que pensamos que hace cadauno" Pretende dar pie a una reflexión sobre el papel de la mujer en los oficios. "Yo si fuera hombre sería herrero" (Justa Señor, A Fonsagrada)

3.- "La reconversión del oficio": Muestra como la mayoría de los oficios se fueron adaptando para convertirse en plenamente competitivos en el mercado actual. "..comenzamos a mezclar con los zuecos con otras cosas, pulseras, carteras, (...) unos cinturones que ya hacía mi padre (...) pues a lo mejor ibas vendiendo algo de eso y seguías trabajando en lo mismo" (Elena Ferro, A Merza) ver galería de fotos ver galería

 

El grupo doméstico era, y sigue a ser en la mayoría de los casos, la unidad productiva en los diversos oficios. Alrededor del cesteiro, del cordelero o del herrero estaban las mujeres, los hijos e hijas, los abuelos.... que contribuían a que el produto final llegase a su destino. A pesar de la existencia de un modelo "idealmente construído" sobre trabajos propios de hombres y trabajos propios de mujeres, sabemos que la mujer participaba en esos procesos productivos aunque esa participación no fuese visible. Hoy en día la visibilidad de la mujer está presente en muchos ámbitos.

Los oficios que hoy contemplamos sufrieron cambios tanto en la materia prima que emplean o en el modo de produción como también en el propio producto final. Por ello los conocimientos y destrezas siguen a ser fundamentales en la calidade del producto final. La habilidad para analizar el mercado y dar respuesta a sus demandas, unida a la creatividad y al "saber hacer" es lo que hace que estos oficios sean rentables económicamente.