Exposiciones

El Calendario Agrícola

El calendario constituye un claro ejemplo de la deuda cultural que la civilización de occidente tiene con la antigua Roma

El calendario que hoy está en uso es el que estableció Julio Cesar en el año 46 a. c.. Entonces había distintos calendarios en función de las diversas necesidades, administrativas, económicas, religiosas. Entre estos, el menologio rústico o calendario agrícola, en el que se indicaba la faena agrícola correspondiente a cada mes, será el más popular durante la Edad Media. Pero a diferencia del romano, que tenía un carácter eminentemente práctico, el medieval asume una función simbólica dentro de un contexto cristiano e introduce algunas variantes al adaptarlo a un nuevo tipo de sociedad cristiana y más ruralizada, con ayudas de los pueblos germanos, como puede ser la importancia que adquiere la matanza.

Además, con el paso del tiempo irá reflejando los cambios sociales y asumiendo nuevos contenidos simbólicos, hasta que en el siglo XVI se desliga definitivamente del ámbito religioso para convertirse en una excusa para la representación de escenas de la vida cotidiana en el campo.

Los menologios rústicos medievales estaban constituídos por una secuencia de imagenes de carácter costumbrista con el ciclo anual agrícola. En esta exposición reconstruímos la serie de los doce meses, siguiendo el modelo de la secuencia de faenas representadas en el calendario pétreo de la iglesia de Santa María de Azogue (Betanzos. A Coruña) a partir de una selección de fotografías de interes etnográfico, complementadas por imagenes extraídas de otros menologios medievales y con los correspondientes aperos agrícolas y utensilios más representativos de cada una de las faenas.

Como colofón, presentamos una pequeña sección dedicada a todas aquellas faenas y cargas que completaban la jornada de trabajo de la mujer campesina y que se venían a sumar a las faenas agrícolas de cada temporada. Así y todo, su trabajo no era reconocido como tal, y ni siquiera las estadísticas oficiales dejaban constancia de ello al registrar unicamente como trabajo produtivo la mano de obra masculina.

Una Pieza Singular. La Roca de Onfalia

En la exposición Una pieza singular. La roca de Onfalia se presenta una lectura de la roca como símbolo de la condición femenina y de la esposa virtuosa, y  como imagen más representativa del trabajo invisible de la mujer a lo largo de la historia. La mitología, la literatura, la pintura y el grabado nos ofrece testimonios evidentes que vienen a confirmar el papel que el hilado ocupó en el proceso de domesticación de la mujer.

Ser, estar, producir. Oficios y visibilidad

24-blog.jpgLa exposición se desarrolla en tres ámbitos: "El museo en la cárcel", "Que pensamos que hace cadauno" y "La reconversión del oficio". Los tres ámbitos tienen en común las fotografías -hechas por la fotógrafa MILA RODERO- de gentes de oficio de la provincia de Ourense, Lugo y A Coruña, así como objetos de los fondos del Museo y cedidos en préstamo por las propias gentes del oficio.

1.- "El museo en la cárcel" recoge una muestra a modo de fotograma del taller desarrollado en el Centro Penitenciario Pereiro de Aguiar por el Museo Etnolóxico.

2. " Que pensamos que hace cadauno" Pretende dar pie a una reflexión sobre el papel de la mujer en los oficios. "Yo si fuera hombre sería herrero" (Justa Señor, A Fonsagrada)

3.- "La reconversión del oficio": Muestra como la mayoría de los oficios se fueron adaptando para convertirse en plenamente competitivos en el mercado actual. "..comenzamos a mezclar con los zuecos con otras cosas, pulseras, carteras, (...) unos cinturones que ya hacía mi padre (...) pues a lo mejor ibas vendiendo algo de eso y seguías trabajando en lo mismo" (Elena Ferro, A Merza) ver galería de fotos ver galería

Los cuatro elementos. Aire, agua, tierra y fuego

 

terra.jpg

La exposición Los cuatro elementos es un proyecto interdisciplinar en el que el patrimonio etnográfico material, el patrimonio histórico, la fotografía, la tradición oral y la literatura se juntan para hacer evidente el papel esencial que tuvo cada uno de los cuatro elementos en el desarrollo de la civilización a lo largo de la historia así como a su presencia y su valoración en la cultura occidental.

Durante milenios los cuatro elementos fueron protagonistas de ritos, mitos y realidades. Desde la antigua Grecia hasta finales del siglo XVII, cuando nacen las ciencias experimentales y el pensamento racionalista, el aire, el agua, la tierra y el fuego fueron el fundamento de la visión del mundo, del microcosmos humano y del macrocosmos del universo, de su creación y sus mutaciones. Hasta entonces, humanistas, teólogos, científicos, literatos y artistas se sintieron fascinados por el edificio doctrinal organizado entorno a los cuatro elementos.

Siguiendo el hilo. La tradición textil en Galicia

exposicion_textil.jpgLa exposición supone un recorrido histórico (partiendo del siglo XVIII) a través de la tradición téxtil en Galicia, destacando la importancia que tenía en el pasado por el cultivo del lino y la incidencia de tejidos y lienzos en la vida de los grupos domésticos campesinos.

Se articula en dos registros, uno (superior) histórico, que discurre en paralelo a las piezas (en la parte inferior), las cuales constituyen el soporte museográfico del trabajo téxtil.

Álbunes para el reencuentro. Ribadavia y los Ribadavienses V. Imágenes de la Infancia

portada-2.jpg Álbunes para el reencuentro alcanza este año su quinta edición gracias a la generosa colaboración de la Asociación de Amigos del Museo Etnolóxico y del Conjunto Histórico de Ribadavia y además de aquellos ciudadanos de Ribadavia y del Ribeiro que donaron sus fotografías y objetos personales, al Museo.

En esta ocasión se invita al público a reflexionar sobre la infancia y se llama su atención sobre el hecho de que el concepto de infancia, tal y como hoy lo concebimos, es una construcción cultural reciente, resultado de un proceso que se inició en el siglo XIX y que se fue definiendo a lo largo del XX en consonancia con los cambios producidos en la familia -el paso del modelo troncal al nuclear-, con la consolidación del modelo burgués y con la institucionalización de la educación

Foto Chao. Del establecimiento fotográfico al museo.

p5310002-copia.jpgLa adquisición del archivo fotográfico Chao supuso un salto cualitativo y cuantitativo importante para el Archivo Fotográfico del Museo Etnolóxico. La presente exposición es una primera toma de contacto con el archivo de un fotógrafo local, exponiendo sólo una mínima parte de su producción más antigua, de su material fotográfico, y mostrando algunos de los problemas de conservación más habituales en este tipo de material.

La clase en el Museo

p5180002.jpg La exposición muestra distintos dibujos y bocetos queelo alumnado de 4º curso de ESOye 1º de Bacharelato - bajo la dirección de Mª Jesús Labarta y Xosé Manuel Rodríguez Alonso- del IES "O Ribeiro" elaboró despues de un estudio teórico y práctico sobre aspectos narrativos constantes a lo largo de la historia de la ilustración. Aprovechando los fondos del museo, luego de una reflexión en el aula sobre tanllas y elementos de la vajilla comùn en su aspecto intemporal, se esbozaron las piezas "in situ", y desde esa toma de contacto con un material tangible, se planteó su inclusión en una escena, donde las ollas dibujadas complementarían el aspecto trascendente de la historia elegida.

Exposición: Fantasías Republicanas

fant-1.jpgDel 8 de Deciembre de 2006 al 8 de Abril de 2007

Exposición enmarcada dentro de la programación del Otoño Fotográfico que promueve cada año la Casa de la Juventud de Ourense.

En este año 2006 se cumple el 75 aniversario de la proclamación de la II República española instaurada por voluntad popular el 14 de abril de 1931. Con tal motivo a lo largo del año se organizaron por todo el Estado Español diversos actos y actividades culturales con objeto de difundir los logros democráticos de un período de nuestra historia reciente del que el actual régimen democrático es el heredero directo.

Con este proyecto pretendemos sumarnos a este esfuerzo que se está realizando desde la propia Consellería de Cultura y Deporte de recuperación de la memoria histórica. Por esto, el objetivo y la primera razón de ser de Fantasías Republicanas es la de ir más allá de la propuesta puramente artística y de provocar una reflexión en torno a la II República, de manera que cada artista realiza una aproximación muy personal con obras, la mayoría de ellas realizadas ex-proceso, en las que aluden a alguno de los aspectos o valores asociados con ese período histórico.

Artistas que participan en proyecto

  • ANGELO FERREIRA SOUSA (Porto, 1964)
  • ACISCLO NOVO (Ourense, 1970)
  • CARLOS RODRIGUEZ-MENDEZ (As Neves, 1968)
  • DAVID TRULLO (Madrid, 1969)
  • DIEGO DEL POZO BARRIUSO (Valladolid, 1974)
  • ENRIQUE LISTA (A Coruña, 1977)
  • FRAN HERBELLO (Meenziken, Suíza, 1997)
  • IGNACIO GARCÍA GÓMEZ DEL VALLE (Tenerife, 1978)
  • IZASKUN ÁLVAREZ GAINZA (Donostia, 1982)
  • JOSÉ PAZ (Eibar, Guipúzcoa, 1964)
  • MOSISES MAHIQUES (Quentretonda, Valencia, 1976)
  • MÓNICA CABO (Oviedo, 1978)
  • O.RG.I.A. (Valencia)
  • ROSENDO CID (Ourense, 1970)
  • VALLE GALERA DE URIARTE (Jaen, 1980)

Exposición: Álbunes para el reencuentro. Ribadavia y los ribadavienses IV

ribadavienses_IV.jpgDel 4 de Agosto al 24 de Septiembre de 2006

En esta cuarta edición de Álbunes para el Reencuentro, Ribadavia y los Ribadavienses las imágenes donadas sirven para hacer una lectura, necesariamente parcial, a través de una mirada antropológica de la/s identidade/s ribadaviense/s. De hecho, el subtítulo y, por lo tanto, el tema a desarrollar este año es Ribadavienses vistos por si mismos.

Ribadavia, como todas las villas gallegas, juega por un lado un papel de nexo en una realidad más amplia, como es la comarca del Ribeiro, lo que le permite proyectarse cara a fuera y mostrarse como abanderada mismo de un territorio más amplio a través de la fiesta de la Virgen del Portal, del vino, del teatro... y que aquí encuadramos bajo el epígrafe de Ribadavia es el Ribeiro. Simultaneamente, aparece otra Ribadavia que se repliega sobre si misma, concibiéndose como un espacio urbano que se excluye del resto del territorio, y que podemos verlo en el carnaval y en determinadas fiestas y a la que nos referimos como Ribadavia es la Villa. Además, existe otra Ribadavia que promulga una identidad que, en determinados contextos, trata de situarse como la única identidad ribadaviense restringida a un ámbito social caracterizado por su visibilidad social, y que aquí presentamos como de "Ribadavia de toda la vida".

Por lo tanto, a través de los distintos niveles sugeridos en el análisis propuesto se dibujan unos grupos sociales que realizan ritos de afirmación identitaria, unos con mayor legitimidad que otros. En efecto, nos encontramos con aquellos que definen la realidad precisamente por su visibilización en todos los ámbitos sociales, que elaboran, además, sus propios espacios y tiempos en los que se tornan actores activos que les permiten afirmar su posición social. Nos refirimos concretamente a las sociedades y clubs, como centros que se representan y definen socialmente a través de un proceso de distinción, que les permite generar pautas particulares en cuanto a las celebraciones y tiempos de ocio, a la par que negocian capital social y cultural.

Un discurso sostenido en un fondo visual que, si bien cada vez más rico e diverso, gracias a la generosidad de la sociedad ribadaviense, muestra carencias respeto a los "otros" ribadavienses, a los que hacemos presentes aquí en la medida que el fondo lo permite y reivindicando su reconocimiento.

Distribuir contenido